sábado, 27 de agosto de 2016

REVISTA DOMINGO 28

REVISTA DOMINGO 28

Sábado de gloria
(Revista de prensa Domingo 28)

José Garrido toma Bilbao. Curro Díaz asombra con victorinos en Almería. Juli, Manzanares y Jiménez puerta grande en Sanse. Ponce rabo y César Jiménez pleno en Arenas de San Pedro y así muchas corridas.

Garrido. Foto: www.abc.es
Sábado 27 / BILBAO 8ª Corridas generales – Garrido a hombros
Dos tercios de plaza. Toros de Fuente Ymbro, serios y de juego distinto. Sebastián Castella, saludo y pitos. Miguel Ángel Perera, saludo y silencio. José Garrido, saludo y dos orejas. 
ABC (Andrés Amorós): José Garrido se confirma como figura en Bilbao. Corta dos orejas al mejor toro y salva el desastre de una mansa corrida de Fuente Ymbro.
EL PAÍS (Álvaro Suso): Garrido rescata del abismo a la tarde. El joven torero corta las dos orejas del sobrero en una jornada abocada a una bronca histórica.
EL MUNDO (Zabala de la Serna)José Garrido y la puerta grande debida. El torero extremeño vuelve a acudir al rescate de Bilbao.
LA RAZÓN (Patricia Navarro): Puerta grande de un Garrido bravo de verdad.
MARCA (Carlos Ilián): José Garrido abre la puerta grande.
COPE (Paco Aguado): Garrido, otro reto superado. José Garrido salió a hombros este sábado en Bilbao tras cortar dos orejas. Mansada de Fuente Ymbro.
MUNDOTORO (Jose Miguel Arruego): Dos orejas y Puerta Grande para el torero de la Aste Nagusia. Garrido exige su sitio.
APLAUSOS (Íñigo Crespo): Garrido se consagra en Bilbao
El extremeño, en su segunda comparecencia en el abono, le corta las dos orejas a un bravo y excelente sobrero de Fuente Ymbro y abre la puerta grande.
BURLADERO (Lucía Fuente León): José Garrido se encumbra en Bilbao. El extremeño se consagra con una rotunda faena de dos orejas frente al único toro potable de un manso encierro de Fuente Ymbro.
CRONICATORO (Barquerito): Una faena prodigiosa de José Garrido. Extraordinarios la calidad, el poder y el sentido del toreo del joven torero extremeño, que sale consagrado del abono de Bilbao.

Victorino, Curro y el mayoral. Foto: www.abc.es
Sábado 27  / ALMERÍA 4ª Virgen del Mar – Curro Díaz asombra con victorinos Media plaza. Toros de Victorino Martín, serios y encastados. Curro Díaz, oreja y oreja. David Galván, oreja y saludo tras aviso. Román, saludo y oreja con petición de otra.
ABC: Curro Díaz y Victorino, a hombros en Almería. Galván y Román cortan una oreja a la interesante corrida que cerró la feria.
EL MUNDO (Carlos Crivell)Cumbre de Curro Díaz por naturales.
LA RAZÓN (Manuel Peñalver): Valientes en el ruedo.
COPE: Victorino Martín y Curro Díaz, lo mejor de la feria.
MUNDOTORO (Maribel Pérez): Curro Díaz, en hombros con Victorino y el mayoral.
APLAUSOS (Carlos Crivell): La torería de Curro Díaz triunfa con buenos victorinos. El diestro de Linares corta una oreja de cada toro de su lote y abre la puerta grande en la última del abono.
BURLADERO (Baltasar Gálvez del Águila): Curro Díaz suma otra puerta grande a su palmarés particular
David Galván y Román, ambos oreja por coleta.

Jiménez, Juli, Manzanares. Foto: www.abce.es
Sábado 27  / SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES  1ª – Todos a hombros Dos tercios de plaza. Toros de Victoriano del Río y 1º y 6º Toros de Cortés, correctos y npbles. El Juli, oreja y oreja. José María Manzanares, oreja con petición de otra y dos orejas. Javier Jiménez, oreja y oreja. 
ABC: El Juli, Manzanares y Jiménez triunfan en San Sebastián de los Reyes.
EL MUNDO (Gonzalo I. Binevenida)Javier Jiménez aguanta el tirón a las figuras.
LA RAZÓN (Ismael del Prado): Sanse, el mar que no cesa.
COPE: Javier Jiménez no desentonó con las figuras. El Juli, José María Manzanares y Javier Jiménez salieron a hombros este sábado en el primer festejo de feria.
MUNDOTORO (Daniel Ventura): Juli, Manzanares y Javier Jiménez. Tres Puertas Grandes.
APLAUSOS (Pepe Espín): Todos a hombros en Sanse
El Juli, José María Manzanares y Javier Jiménez se reparten siete orejas de una corrida de Victoriano.
BURLADERO (David Checa): Veteranía y juventud por la Puerta Grande. Manzanares ha cortado tres orejas, El Juli y Javier Jiménez dos por coleta.

Otras corridas del Sábado 27
Fuente Aplausos:

Arenas de San Pedro (Ávila). Toros de Albarreal. El rejoneador Diego Ventura, ovación con saludos y dos orejas; Enrique Ponce, ovación con saludos y dos orejas y rabo; César Jiménez, dos orejas y dos orejas. Entrada: Tres cuartos de plaza.

Colmenar Viejo, sábado 27 de agosto de 2016. Novillos de Antonio San Román (5º como sobrero). Luis David Adame, silencio y dos orejas; Rafa Serna, silencio tras dos avisos y silencio; José Aguilera, que debuta con picadores, oreja tras aviso y vuelta al ruedo. Entrada: Un tercio largo de plaza. Entre las cuadrillas saludaron en banderillas Pepín Monje y Miguel Martín.

Calahorra (La Rioja). Toros de Guadalmena, bien presentados pero de poca fuerza en conjunto. Diego Urdiales, silencio y silencio; El Fandi, oreja y oreja; Antonio Puerta, ovación con saludos y vuelta al ruedo tras petición. Entrada: Media plaza.Informa: Paco Cañamero.

Robledo de Chavela (Madrid). Toros de Sancho Dávila. Martín Escudero, oreja y dos orejas; Gonzalo Caballero, dos orejas y oreja; Álvaro Lorenzo, oreja y oreja.
Sacedón (Guadalajara). Toros de Cayetano Muñoz, el tercero premiado con la vuelta al ruedo. El Cid, oreja y oreja; IvánFandiño, dos orejas y dos orejas; El Payo, ovación con saludos y dos orejas.

Iniesta (Cuenca). Toros de Aimé Gallon. Morenito de Aranda, oreja y dos orejas; Ginés Marín, dos orejas y oreja; JoaquínGaldós, silencio y dos orejas.

Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). Toros de Valdefresno. Paco Ureña, ovación con saludos y oreja; Juan del Álamo, oreja y ovación con saludos; Juan Leal, oreja y ovación con saludos.

Guadix (Granada). Toros de Luis Albarrán, el mejor el lidiado en tercer lugar. El rejoneador Ginés Cartagena, oreja con petición de la segunda y vuelta al ruedo tras aviso; El Cordobés, oreja y dos orejas y rabo; El Güejareño, silencio en ambos. Entrada: Dos tercios. Informa: María Dolores Martínez.

Carcassonne (Francia). Toros de Prieto de la Cal. Sánchez Vara, oreja, silencio y vuelta al ruedo; Marco Antonio Gómez, silencio tras aviso, pitos tras aviso y bronca tras dos avisos.

BILBAO 8ª CORRIDAS GENERALES

Una faena prodigiosa de José Garrido
(Crónica de Barquerito)

Extraordinarios la calidad, el poder y el sentido del toreo del joven torero extremeño, que sale consagrado del abono de Bilbao más polémico que se recuerda. Un trabajo fuera de serie con un encastado sobrero de Fuente Ymbro, único toro de nota dentro de una corrida de sorprendente mansedumbre.
 
Garrido. Foto: Arjona, www.aplausos.es
LA CORRIDA DE FUENTE YMBRO estaba saliendo tan floja y apagada, y cuarto y quinto habían manseado tanto, que antes de soltarse el sexto rompió en serio una protesta de palmas de tango. Las pitadas en el arrastre de cuarto y quinto fueron de un malestar sin precedentes recientes en Bilbao. El sexto toro salió con pies, como cualquiera de los otros cinco, si no más. Carrera loca de toro movido en el campo. No se fijaba. Puro nervio. Una costalada en plena carrera al sentir algún reclamo. Se levantó enseguida, pero se abrió paso un runrún de bronca. Otra costalada al instante, todavía más aparatosa que la primera. Creció la bronca. Aguantó el palco la prueba del primer puyazo. Al sentirlo pareció troncharse en dos el toro contra el peto. Y ahora sí: pañuelo verde. La devolución del toro fue pura diligencia.

El pañuelo verde y la diligencia del mayoral de plaza y su parada de bueyes marcaron una tregua. El pañuelo iba, además, a cambiar el signo de la corrida, el del espectáculo y hasta el de la semana entera. El pañuelo y un sobrero muy ofensivo de Fuente Ymbro, de nombre Pegajoso, negro listón, 558 kilos, a falta de solo dos meses para cumplir los cinco años. Mejor hecho pero más ofensivo que cualquiera de los seis titulares, y eso que cuarto, quinto y sexto lucieron agujas tremendas.

El pañuelo, el sobrero y, sobre todas las cosas, una faena sencillamente memorable del extremeño José Garrido, el torero tapado de la revolución. El más capaz y preparado de toda la generación de noveles. El que mejor torea y sabe torear. La prueba concluyente: esa faena al sobrero escondido, que salió más correteando que galopando, y soltándose como habían hecho los seis del sorteo Tuvo su ciencia, no solo oficio, la manera de fijarlo Garrido con apenas dos toques. El toro se empotró en el caballo de Curro Sanlúcar. Un duro puyazo arriba. El caballo supo acostarse lo preciso para no quebrar al toro. Y el piquero, medirse. Un patinazo, un segundo picotazo menor y un galope en banderillas algo incierto –el toro volvía contrario y arreaba- pero prometedor.

Una faena de tanta fuerza como melodía interior. El concierto arrancó sin dilación y de modo original. En tablas, cuatro muletazos genuflexos de tanteo pero bello dibujo, y dobló o repitió el toro pero abriéndose. Al socaire de esa manera de abrirse, cuatro muletazos más acompañando pero sujetando el viaje hasta casi los medios. Protestas del toro, que punteó sin tocar engaño, se trompicó y casi rebrincó. Una pausa mínima.

Un cite, y vino el toro gazapeando un poco y hasta soltó un trallazo. Todas las soluciones de Garrido fueron las adecuadas: las de la apertura, y el toreo cambiado con que corrigió el gazapeo, y la elección de distancia, y todo lo que vino después, que fue antología del toreo bueno. En una primera tanda en redondo, casi en el platillo, impuso su domino de mano baja Garrido. Debió de sentirlo así el toro, que en la segunda serie ya estaba fijo y repitiendo por abajo, y en la tercera, de cinco y el de pecho, entregado.

Autoridad insuperable. Toreo enroscado, el del canon ideal, ligado y templado. Todavía se quedó una vez debajo el toro en una cuarta tanda. Garrido supo soltarlo con un estupendo muletazo de alivio, y de los que no se ven. Y de pronto la sinfonía de cuatro tandas con la izquierda, ligadas sin duelo, firmeza conmovedora, casi  en tromba el toro de Fuente Ymbro pero metido en los vuelos, al antojo de Garrido. Las cuatro series fueron de ponerse de pie. Las cuatro.

Ni pausas ni paseos. El combate desnudo en los medios. Parecía crecer de estatura Garrido. Un gigante. El ambiente estaba roto. Un sombrero al ruedo desde un tendido de sol y sombra. ¡Olé! Un final de alarde: molinetes de rodillas. Hizo amago de rajarse el toro casi frente a la puerta de toriles. Y ahí lo cuadró Garrido antes de atacar en la suerte contraria, no en corto, sí por derecho, para dejar arriba una estocada mortal. Tardó en doblar el toro, justo al hacerlo sonó un aviso, se levantó al sentir al puntillero encima, se fue solo a morir a tablas pero sin llegar a ellas, se resistió, rodó al fin sin puntilla.

Triunfo clamoroso. De un golpe borradas las dos horas y pico previas de festejo, que fueron de las duras de ver. Un no pasar nada en el primer turno de Castella con un toro apagadito; un casi airoso manejo de Perera con un segundo que se rajó sin aviso; la embestida agónica del tercero, y a este no lo pudo convencer Garrido; un cuarto manso de solemnidad; y un quinto que en vez de bramar parecía barritar como un elefante y se descompuso muy pronto.

Borrados, de paso, casi todos los malos tragos de la semana, que han sido unos cuantos, y hasta olvidada la gran polémica del viernes, cuando la conversión por arte de birlibirloque del cartel de las jóvenes estrellas en un mano a mano provocado que acabó con Garrido a solas, hecho un jabato desmedrado como un toraco inmenso de Torrestrella. Una faena de tapar bocas, se dice entre taurinos. La del sobrero de Fuente Ymbro fue de las de dejar a todo el mundo con la boca abierta. De admiración.

FICHA DE LA CORRIDA
Bilbao, 27 ago. (COLPISA, Barquerito). 8ª de las Corridas Generales. 8.000 almas. Nubes y claros, templado. Dos horas y media de función. Seis toros de Fuente Ymbro (Ricardo Gallardo). El sexto, jugado de sobrero.
Sebastián Castella, saludos y pitos.
Miguel Ángel Perera, saludos y silencio.
José Garrido, saludos y dos orejas tras un aviso.

viernes, 26 de agosto de 2016

REVISTA SÁBADO 27

Garrido sobre todo
(Revista de prensa Sábado 27)

En el mano a mano de Bilbao, el extremeño se la juega toda con cuatro serios torrestrellas, mientras su rival López Simón se inhibe. En Almería toros cómodos, flojos y desrazados para una doble puerta grande de Castella y Ureña. Más festejos.
 
Garrido. Foto: Arjona, www.aplausos.es
Viernes 26 / BILBAO 7ª Corridas generales – Garrido pecha, Simón se inhibe
Dos tercios de plaza. Toros de Torrestrella, serios y encastados. López Simón, silencio tras aviso y silencio en los dos que lidió. José Garrido, saludo tras aviso, vuelta al tras aviso y petición, oreja con petición de otra y silencio tras aviso en el que lidió por su alternante.
Parte médico: “Durante la lidia del tercer toro fue atendido el matador López Simón, de una alcalosis respiratoria con cuadro vasovagal. Necesitó de asistencia ventilatoria y ansiolítica que le impidió continuar la lidia. Pronóstico leve que le impide continuar la lidia. Firmado: José Luis Martínez Bourio”. 
ABC (Andrés Amorós): Romance de valentía de José Garrido en Bilbao. Da un gran tarde, corta una oreja y mata cuatro toros al sufrir Simón una crisis de ansiedad.
EL PAÍS (Álvaro Suso): Garrido devuelve la fiesta a Bilbao. El extremeño cortó una oreja a un bravo toro de Torrestrella.
EL MUNDO (Zabala de la Serna)Tremendo guerrero Garrido. El extremeño firma una soberbia tarde de toros premiada con una sola oreja entre el palco y la espada.
LA RAZÓN (Patricia Navarro): Un inmenso Garrido, más allá de la mafia empresarial.
MARCA (Carlos Ilián): José Garrido crece con un gran Torrestrella.
MUNDOTORO (Jose Miguel Arruego): La actuación más rotunda de la Aste Nagusia. Garrido, sensación de figura.
APLAUSOS (Íñigo Crespo): Tarde grande de José Garrido
El extremeño exhibe su capacidad y su poderosa tauromaquia frente a cuatro toros de Torrestrella al quedarse sólo tras no poder continuar la lidia López Simón, afectado de una crisis de ansiedad.
BURLADERO (Lucía Fuente León): Rotundo José Garrido
El extremeño firma una sensacional tarde para el recuerdo, mientras que López Simón tiene que ser atendido con una crisis de ansiedad.
CRONICATORO (Barquerito): López Simón, en crisis, órdago de José Garrido.

Castella. Foto: Baltasar Galves, www.burladero.tv
Viernes 26 / ALMERÍA 3ª Virgen del Mar – David Mora y Ponce a hombros Media plaza. Toros de Núñez de Tarifa, cómodos, flojos y desrazados. Sebastián Castella, dos orejas y saludo tras aviso. Miguel Ángel Perera, saludo tras aviso y saludo tras aviso. Paco Ureña, oreja y oreja. 
ABC: Sebastián Castella y Paco Ureña triunfan en Almería. Ambos toreros cortan dos orejas y salen a hombros.
EL MUNDO (Carlos Crivell)Perera torea; Castella y Ureña, a hombros.
LA RAZÓN (Manuel Peñalver): Castella y Ureña salen a hombros.
MUNDOTORO (Maribel Pérez): Castella y Ureña, Puerta Grande. Dos orejas para cada uno.
APLAUSOS (Carlos Crivell): Sebastián Castella y Paco Ureña, puerta grande en Almería. El francés desoreja a su primero mientras que el murciano pasea un trofeo de cada toro de su lote.
BURLADERO (Baltasar Gálvez del Águila): Castella y Ureña, tercera puerta grande de la feria. Perera sin trofeo, fue ovacionado en su lote.

Otras corridas del Viernes 26
Fuente Aplausos:

Orgaz (Toledo). Toros de Toros de la Cilla. Eugenio de Mora, oreja y silencio; Iván Fandiño, dos orejas y oreja; José Arcila, silencio y dos orejas.

Casavieja (Ávila). Cinco novillos de Victoriano del Río y uno de Toros de Cortés. El quinto fue premiado con la vuelta al ruedo.Mario Palacios, oreja en ambos; Juan de Castilla, silencio y oreja; Álvaro García, dos orejas y vuelta al ruedo. Entrada: Casi lleno.

Montehermoso (Cáceres). Toros de Las Monjas. Andy Cartagena, dos orejas y dos orejas; Moura Caetano, oreja y oreja;Manuel Manzanares, oreja y silencio. Entrada: Casi lleno.

BILBAO 7ª CORRIDAS GENERALES

López Simón, en crisis, órdago de José Garrido
(Crónica de Barquerito)

El mano a mano improvisado tras la baja de Roca Rey se resuelve inopinadamente. Parte del público señala y castiga como presunto urdidor del cartel al torero de Barajas, que se derrumba psicológicamente y solo mata dos de los tres toros. Una excelente faena de Garrido al toro importante de una corrida de mala nota de Torrestrella.
 
Garrido. Foto: Arjona, www.aplausos.es
AL APARECER LAS CUADRILLAS y asomar López Simón, se oyeron pitos. La pitada fue ganando cuerpo durante el paseíllo. No se recordaba en Bilbao nada parecido. No hubo sustitución del tercero anunciado de la terna, Roca Rey, baja forzosa por lesión. A primera hora de la noche del jueves se anunció que la corrida –una de las dos estelares de la semana, cartel de toreros nuevos y jóvenes- quedaba en mano a mano. En realidad, una corrida de tan solo dos espadas, porque nunca han rivalizado López Simón y Garrido, si es que han coincidido alguna vez en un mismo cartel.

Durante la mañana de ayer, se dio pábulo al rumor de que López Simón y su gente habrían admitido un cartel de terna siempre que el sustituto abriera cartel. Se estuvo barajando el nombre de Padilla. No cuajó. Cerca de las diez de la noche del jueves se cerró el extraño trato: López Simón y Garrido. Y nadie más.

Antes de salir López Simón a saludar al primero de Torrestrella, se abrió paso un sonoro coro de palmas de tango. De modo que la protesta iba por él. Antes de salir al segundo de la tarde, Garrido recibió una cálida ovación, que probablemente no tenía nada que ver con esta guerra.

Seria recuerdo de su hazaña de 2014 en Vista Alegre: una novillada matinal de único espada, triunfo reconocido. Las reticencias con López Simón no llegaron a apagarse durante la lidia del primero, negro girón zancudo y sin enmorrillar, alto de agujas, muy astifino. De feo estilo. Se le vino encima a Garrido en el remate de un quite por chicuelinas, no descolgó ni humilló, se volvió y revolvió en la muleta sin terminar de pasar o recién pasado, pegó gaitazos. Se puso pegajoso y desarmó a López Simón, que anduvo entero y seguro en una primera mitad de faena y no tanto después.  Entrando muy de largo, como suele, y a paso de banderillas, media estocada soltando engaño, una entera caída y tres descabellos.

Del primer intento con la cruceta, salió el verduguillo rebotado al tendido e hirió leve a un espectador. Sonó un aviso. El incidente pareció calmar los ánimos y saldar la cuenta. Solo que después de arrastrado el segundo, López Simón entró en crisis de ansiedad. Rompió a llorar. Muchos nervios en el callejón. El tercero de la tarde, hirsuta diadema, estrecho y sacudido, todavía más zancudo que el primero, arrastró de partida cuartos traseros, como derrengado. Garrido quitó por gaoneras, como si el combate fuera, ya que no de manos, a los puntos. Mugidos del toro en banderillas, dos arreones. Mala señal. Alguna tibia palma de aliento para el torero de Barajas, moralmente afligido, y una faena brevísima concluida con una estocada baja. Al retirarse al callejón, pareció renunciar a seguir. Por su pie a la enfermería. Ya no salió.

De mano a mano impuesto o postizo a corrida de único espada en apenas una hora. Otro suceso sin precedentes en Bilbao. Garrido estaba crecido y no lo disimulaba. Los dos quites, de aire desafiante, en los toros de López Simón, y un trabajito de mucha entrega con el segundo torrestrella, muy afilado y armado. Ocho lances de caro encaje, buenos brazos y mucha bragueta en el saludo, brindis al público y una faena de no pocos altibajos porque, apenas sangrado en dos picotazos, el toro, informal, rebrincado y sin venirse arriba ni rendirse, sacó temperamento. Se dejó ver Garrido. Dudó entre abrir espacios o torear encima, un poco de las dos cosas. Y un final de alardes a toro parado. Una estocada trasera. Un aviso por pasarse de tiempo.

No fue buena la corrida de Torrestrella ni estuvo en tipo, salvo que el tipo haya cambiado o derivado. El cuarto fue todo genio: la cara arriba, ganchos terribles, acostones por las dos manos. Garrido remató faena con manoletinas temerarias. Estuvo a punto de salir prendido por el chaleco dos veces o tres. Se asustó la gente. Una estocada soltando el engaño. Hubo reconocimiento para apuesta de tanto valor y tanta entereza.

Lo mejor llegó después. Se cambiaron los turnos de salida de quinto y sexto. Por si López Simón aparecía, que no. El quinto, 600 kilos, castaño albardado, fue el toro de la corrida: el más agresivo de los seis, el único que rompió por abajo y descolgó pero no sin su nota temperamental.

Con el toro, picado al relance y poco, se entendió más que bien Garrido en unos doblones de apertura bien tirados, no tan bien en dos primeras tandas con la diestra en las que el toro, ágil, protestó y, al fin, se acopló sin más preámbulos en cuatro tandas con la zurda, de temple y son crecientes. Brava y desgarrada la primera, pero casi a placer la segunda –el toro enganchado, llevado y librado- y todavía mejor la tercera. En los medios la pelea, que fue muy en serio. Ni larga ni corta, como se debe con toros que ni sencillos ni imposibles. Una estocada con vómito. Una oreja.

Fuera de combate López Simón. Para él estaba un quinto ensabanado, casi un cromo, capirote en cárdeno. Un toro de los que entran por los ojos. Pero nada más. A porta gayola Garrido, pero solo pudo tirarse en plancha cuando el toro se le vino disparado y ciego. Dos largas cambiadas en el tercio, un jaleo. El aire del toro se quedó en su pinta singular. Mirón, pero distraído, mansote, a saltos, incierto pero sin guasa. Un deslucido final.

FICHA DE LA CORRIDA
 Bilbao, 26 ago. (COLPISA, Barquerito). 7ª de las Corridas Generales. 9.500 almas. Templado, nubes y claros. Dos horas y veintidós minutos de función. Seis toros de Torrestrella (Herederos de Álvaro Domecq y Díez)
López Simón, leves pitos tras un aviso y silencio. Arrastrado el tercero, pasó a la enfermería. Atendido de una crisis respiratoria y de ansiedad, so salió a matar el quinto.
José Garrido, saludos tras un aviso, vuelta tras un aviso, una oreja y palmas tras un aviso.
Actuó de sobresaliente Salvador Ruano.